Burbujas

Por fin llegó el momento, después de una buena tarde en el gimnasio, la hora un baño relajante. Abrí la puerta de mi piso y me dirigí inmediatamente a la habitación, soltando la mochila del gimnasio en la cama. Me estiré totalmente, alzando mis brazos sobre mi cabeza. Y solté un ruidoso suspiro.

Baño relajante, comer un poco y dormir, es lo único que quería. Pero mis planes cambiaron totalmente cuando vi a mi chica totalmente desnuda inclinada sobre la gran bañera que teníamos. Podía observar todo su redondo y perfecto culo desde mi posición. Estaba llenando la bañera, y veía que echaba sus tonterías en el agua para crear mucha espuma.

Me acerqué a ella y la abracé rodeándola con mis brazos, depositando un beso en su hombro.

-Hola, mi amor.- susurró, no la veía pero sabía que estaba sonriendo. Sentí como acariciaba el brazo que la rodeaba, y volví a depositar otro beso en su hombro.- ¿Qué tal en el gimnasio?

-Cansada como siempre. Ya sabes, solo tengo ya ganas de bañarme y quitarme todo el sudor.- Me quité la chaqueta deportiva que llevaba, y la lancé al cesto de la ropa sucia.

-Sí que estas sudada, cariño. ¿Te bañas conmigo?- se acercó a mi rodeando mi cintura con sus manos y pegando su cuerpo completo al mío.- Ya sabes… hay que ahorrar agua.

Sus labios se presionaron contra los míos y comenzaron a moverse deliciosamente sobre el otro. Su lengua asomó y se metió entre mis labios, y acarició todo mi paladar, haciéndome gemir. Sus manos se deshicieron de mi camiseta, lanzándola también al cesto de la ropa.

Me miraba sonriendo traviesa mientras me desabrochaba mi sujetador y lo quitaba de mi cuerpo. Comencé a excitarme muchísimo sólo por la forma en la que me miraba. Me volvió a besar lentamente, hacia movimientos lentos y sensuales con su cuerpo, y notaba como su mano subía por mi vientre hasta llegar a mis pechos, agarrando ambos con cada mano, y pellizcando mis pezones.

Mientras devoraba mi boca, acariciando mi lengua plenamente, noté sus manos rozando mi bajo vientre y mis pantalones quedaron sueltos, deslizándose por mis piernas y quedando arrugados en el suelo. Mis manos no se quedaron quietas y empezaron a sobar cada parte de su cuerpo, haciéndola suspirar.

Se dedicó a desnudarme por completo, quitando mi tanga y se pegó totalmente a mi. Comencé a andar hacia la ducha mientras la besaba y le indiqué que se sentará en el agua, sentándome yo frente a ella.

Nos quedamos mirándonos, la una frente a la otra, cuando sentí su pie por el interior de mi muslo bajo el agua. Sentí un escalofrío por todo mi cuerpo y la miré con deseo.

-Dime… ¿quieres jugar?- sonrió pícaramente y bajo su brazo a un lado de la bañera, y cuando lo volvió a levantar tenía en su mano un vibrador morado.

-¿Lo has comprado al final?- sonreí.

-Sí, y vamos a probarlo, ponte ahí sentada, cariño.

Se empezó a mover tras indicarme el bordillo de la bañera. Me dejaba llevar por ella, como siempre, y me senté allí, apoyando mi espalda en la pared. Ella se puso de rodillas en la bañera frente a mí, entre mis piernas. La besé lentamente agarrando sus mejillas con mis manos, pasando mi lengua entre sus labios y ladeando la cabeza para poder besarla mejor.

Noté su mano en contacto con mi intimidad, como la iba acariciando de arriba abajo lentamente. Mi cuerpo comenzaba a calentarse cada vez más, mi respiración se agitaba al mirar sus ojos mirando mi centro fijamente, viendo cómo me iba mojando, cómo se notaba cada vez más a causa de sus caricias.

-Joder…- sus caricias eran muy lentas, me estaban torturando, quería que comenzara ya.

Cogió el vibrador, y la punta comenzó a vibrar rozando mi clítoris. Agarré sus hombros húmedos mientras soltaba un largo gemido a causa del placer que me producía. Contraje mi abdomen mientras intentaba que mi respiración no empezara a acelerarse demasiado tan sólo con ese roce.

-¿Te gusta?- vi un brillo de picardía en su mirada cuando nuestros ojos conectaran.

-Joder, sí… Entra…- mis caderas comenzaron a moverse buscando el contacto que deseaba.

-Pídemelo como es debido…- el vibrador empezó a coquetear con mi entrada.

-Joder… entra, por favor…- me empezaba a impacientar.

-Así no… ¿Quieres que te folle?

-Joder… sí, fóllame.

El sonido que salió de mi garganta al notar el vibrador entrando en mi no fue normal. No lo penetró en mí de un tirón, ni tampoco lentamente, a una velocidad normal. Pero lo que produjo en mí fue alucinante. Me acostumbré muy rápido a la sensación, a parte, con lo húmeda que estaba fue fácil el deslizarlo dentro.

La vibración era un gran estimulante para mi cuerpo, hacía que todo mi cuerpo vibrara. La agarré por la nuca con fuerza, elevándola mínimamente para poder besar su boca y soltar mis gemidos en ella. La escuché gemir mientras empezaba un movimiento de salida y entrada con el vibrador en mí.

Como pude bajé mi mano por su cuerpo y enterré mis dedos en ella, bajo el agua. Los movimientos eran lento con el agua por medio, pero eso lo hacía más excitante. Mis dedos empezaron a mover su clítoris, y sentí sus dientes en mi hombro también. Comencé a temblar levemente, estaba a punto de descargarme en ese vibrador, y quería que ella llegara también.

Por el vibrador mi cuerpo vibraba mínimamente también, lo que me ayudaba a la hora de estimularla a ella. Sus gemidos iban en aumento, casi llegaban a la intensidad de los míos. Nuestros gemidos con el eco del baño quedaban de lo más excitante. Me encanta cuando gime bien fuerte.

Mis paredes se empezaron a contraer, y sentí su mordida más fuerte en mi hombro. Un par de movimientos más de mi parte en su clítoris y ella sólo con dejar el vibrador quieto habría valido, las dos tuvimos nuestro orgasmo, un orgasmo muy intenso por mi parte.

Sacó el vibrador de mi interior y lo dejó a un lado. Dejó que me acomodara entre sus piernas dentro de la bañera ya, y me apoyé en su pecho, quedándome muy relajada notando sus besos en mi hombro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s